rezarconlosiconos

 

Padre Marko Ivan Rupnik, SJEl P. Marko Ivan Rupnik nació en el año 1954 en Zadlog, Slovenia. En 1973 ingresa en la Compañía de Jesús. Después de sus estudios en filosofía, entra en la Academia de Bellas Artes de Roma. Concluye con una tesis titulada Luigi Montanarini y el problema de la interpretación. Siguen los estudios de teología en la Gregoriana, Roma. Aquí se especializa en misionología, con una tesis de licenciatura denominada Vassilij Kandinskij como acercamiento a una lectura del significado teológico del arte moderno a la luz de la teología rusa. Es ordenado sacerdote en 1985. En 1991 consigue el doctorado en la Facultad de misionología de la Gregoriana con una tesis dirigida por el P. Špidlík titulada El significado teológico misionero del arte en la ensayística de Vjačeslav Ivanovič Ivanov. Desde septiembre de 1991 vive y enseña en el Pontificio Instituto Oriental de Roma, Centro Aletti, del que es director. También enseña en la Pontificia Universidad Gregoriana. Desde 1995 es Director del Taller de arte espiritual del Centro Aletti. Desde 1999 es consultor del Pontificio Consejo para la Cultura. A lss actividades de artista y de teólogo añade desde siempre la más específicamente pastoral, sobre todo mediante conferencias y la dirección de numerosas tandas de ejercicios espirituales (de la página del Centro Aletti Padre Marko I. Rupnik, SJ ).

 

El Centro Aletti no es una institución académica, ni se propone con programas propios de estudio, sino que quiere simplemente compartir lo que ha recibido o está elaborando. 
Sin embargo, estamos convencidos de que para la transmisión de la fe, teniendo en cuenta las realidades culturales, no bastan solamente las instituciones académicas y por eso se nota un poco por todas partes la necesidad de escuelas con un enfoque más sapiencial. 
La vida comunitaria, la reflexión, la investigación teológica, la vida espiritual, el diálogo intercultural, la creación artística, la tradición del Oriente cristiano y de Occidente, no son realidades separadas, sino un organismo vivo.. En el centro de todo está la visión de la persona, con un fondo trinitario. Por eso la vocación es el eje de la visión antropológica y el símbolo el corazón del conocimiento y del lenguaje. La pascua de Cristo es la plena realización del amor y la plena realización del hombre. El Centro, tras quince años de estudio y de trabajo, ha recogido dicha elaboración orgánica en el volumen «Teología pastoral a partir de la belleza» ", (de la página del Centro Aletti).

Una muestra de su trabajo en Madrid puede observarse en la capilla de San Pablo

 

 

 

Página en construcción